Politics, Business & Culture in the Americas

Nueve opciones para los votantes en Colombia



Colombia se acerca a la primera vuelta de una de las campañas presidenciales más emocionantes de los últimos años, pues tras la caída del referendo reeleccionista que le impidió al mandatario Álvaro Uribe aspirar a regir los destinos del país por otro periodo más, todas las predicciones resultaron desacertadas. Es cierto que el candidato que se muestra como su más fiel sucesor, Juan Manuel Santos, encabeza las encuestas de intención de voto y tiene un seguro lugar en la segunda vuelta del 20 de junio. Sin embargo, ni él, ni los gurús de la política, jamás imaginaron que el aspirante del Partido Verde, Antanas Mockus, le arrebatara de tal forma el electorado de opinión e hiciera tambalear a los estrategas de su campaña que optaron al final por traer al controvertido publicista venezolano J.J Rendón.

La corta contienda que comenzó prácticamente a fines de febrero, cuando se supo que la imbatible popularidad de Uribe (según el último sondeo de la firma Gallup al final de su mandato todavía conserva el 73 por ciento de imagen favorable) no se podría en todo caso medir a las urnas, ha tenido de todo: Desde propaganda negra hasta innumerables debates con preguntas predecibles y otras inteligentes; desde cierres de campaña fastuosos hasta la participación de desprevenidos ciudadanos que regalaron a su candidato favorito su creatividad a través de jingles y camisetas; desde mítines en plaza pública a la usanza de los discursos de antaño hasta miles de grupos de Facebook creados por simpatizantes para promover o derrotar candidaturas.

Sobre todas las cosas, algo que ha tenido esta contienda es un ramillete de aspirantes preparados quienes, salvo dos de ellos (Robinson Devia del Movimiento La Voz de la Conciencia y Jairo Calderón de Apertura Liberal) han tenido una larga carrera pública en el país y han demostrado ser opciones que entre gustos y disgustos, satisfacen a buena parte del electorado del país. Incluso Jaime Araujo candidato de la ASA, quien no aparece en las encuestas de intención de voto, fue un ilustre magistrado de la Corte Constitucional. La mayoría de ellos a excepción de Gustavo Petro, no proponen un cambio sustancial del modelo de país que dejará Alvaro Uribe a partir del 7 de agosto de 2010, pero por lo menos si quieren acabar con su mesianismo

¿Quiénes son los aspirantes que se enfrentarán a las urnas este domingo? Aquí están los perfiles de los seis que encabezan las encuestas.

Rafael Pardo, Partido Liberal: Tiene 56 años y estudió economía en la Universidad de los Andes, y se especializó en La Haya (Holanda) en Planeación Urbana y Regional. Comenzó su carrera en el gobierno de Virgilio Barco (1986-1990) en la Secretaría de Integración Popular y luego fue su consejero de paz. Como tal, fue el exitoso negociador del proceso de desmovilización y desarme de las guerrillas del M-19, el EPL, el PRT, y el Quintín Lame. Después se convirtió en el consejero de seguridad del gobierno de César Gaviria (1990-1994) y luego en su Ministro de Defensa, en cabeza del cual tuvo que enfrentar los embates del narcoterrorismo que dieron finalmente con la muerte de Pablo Escobar en diciembre de 1993. Pasó varios años en Harvard y en la OEA y a su regreso en 1998 fue un duro opositor de Ernesto Samper por el escándalo del proceso 8000. Se dedicó al periodismo unos años y en 2002 se lanzó de nuevo al Senado esta vez respaldado por la causa uribista donde salió elegido por 75 mil votos. En 2006, luego de controversias alrededor del manejo de la desmovilización de los paramilitares regresó a las toldas del partido Liberal a reorganizarlo. Su principal propuesta es una reforma a la justicia.

Gustavo Petro, Polo Democrático: Tiene 50 años y estudió economía en la Universidad Externado. Antes de graduarse fue personero de Zipaquirá, Cundinamarca en 1982 y luego concejal de ese municipio entre 1984–1986. Para esa época Petro ya había entrado a la guerrilla del M-19 clandestinamente con el alias de ‘Aureliano’, y llegó a ser miembro de la Dirección de la Región Central. En 1985 lo capturaron luego de que él salió públicamente a aceptar su militancia. Estuvo preso por casi dos años y regresó al grupo subversivo hasta que en 1989 se desmovilizó en el marco del proceso de paz con el gobierno de Virgilio Barco. Se metió a la política bajo las banderas de Alianza Democrática M-19, cuyo candidato presidencial, Carlos Pizarro, fue asesinado. Fue elegido Representante a la Cámara por Cundinamarca en 1991 y por sus denuncias contra la corrupción tuvo que exiliarse en Bélgica. Allí fue agregado diplomático para los Derechos Humanos entre 1994 y 1996  y estudió una maestría en la Universidad Católica de Lovaina.  En 1998 regresó al país y se presentó como candidato a la Cámara por Bogotá, por el movimiento Vía Alterna. Luego se lanzó al Senado en 2002 y en 2006 repitió curul por el Polo Democrático Alternativo, partido del que hoy es candidato. Su principal propuesta es una reforma agraria como medio para la equidad social.

Noemí Sanín, Partido Conservador: Tiene 60 años y es abogada de la Universidad Javeriana de Bogotá y su primer trabajo fue como asistente del Ministro de Gobierno en asuntos indígenas y comunitarios. Luego llegó a ser la primera mujer presidente de una entidad bancaria y Ministra de Comunicaciones del presidente Belisario Betancur (1982-1986). Entre 1988 y 1990, pasó a  Presidencia de la Corporación Financiera Colombiana, y luego en 1991, el gobierno de César Gaviria la nombró Embajadora de Venezuela, en momentos de tensión en las relaciones bilaterales por disputas territoriales. Su desempeño la catapultó a la Cancillería en 1992, desde donde con una diplomacia algo polémica, le consiguió la Secretaría General de la OEA a César Gaviria. En 1995 fue nombrada por el gobierno de Ernesto Samper, como embajadora ante el Reino Unido y en 1998 se lanzó por primera vez a la Presidencia en una coalición  con Carlos Lleras de la Fuente y Antanas Mockus con el movimiento Opción Vida. Consiguieron un tercer lugar con 2.800.000 votos. En el 2002 se enfrentó a Álvaro Uribe Vélez y perdió. Entonces él mismo la nombró embajadora ante España y después ante Londres. Una de sus principales propuestas es la creación del Ministerio de la Mujer.

Germán Vargas Lleras, Cambio Radical: Tiene 47 años y es abogado de la Universidad del Rosario. Comenzó su carrera política como secretario de la organización territorial del Nuevo Liberalismo, el partido del inmolado lider Luis Carlos Galán. Más tarde fue secretario privado en el Ministerio de Agricultura y concejal del municipio de Bojacá, Cundinamarca.  En 1990 fue elegido concejal de Bogotá, por dos periodos consecutivos hasta 1994, pero renunció al segundo para buscar una curul en el Congreso.

Desde allí se adhirió a la campaña de Horacio Serpa y fue el principal opositor al proceso de paz que adelantaba el gobierno Pastrana. En el 2002 se fue del Partido Liberal a apoyar la candidatura de Álvaro Uribe Vélez. Ese año se presentó al Congreso y obtuvo la tercera votación más alta del país, mientras en 2006, ya al frente de la bancada de Cambio Radical, partido fundado años atrás por ex galanistas, se convirtió en el senador más votado: 223.330 sufragios. En junio de 2008, en medio de la  reforma política y el escándalo de la parapolítica, el legislador presentó la renuncia a su curul para aspirar a la presidencia. Su principal propuesta es la mejora en la seguridad urbana.

Antanas Mockus, Partido Verde: Tiene 59 años y es magíster en matemáticas de la Universidad de Dijon en Francia, en donde culminó en tres años, lo que un estudiante consigue en siete. Fue becado por esa institución tras graduarse como el mejor alumno de bachillerato en el Liceo Francés en Bogotá. En los setenta, Mockus trabajó como profesor de topología en la Universidad Nacional y conformó un grupo de estudio con otros intelectuales donde debatía el tema de pedagogía y cultura inspirado en las ideas del matemático italiano carlo Federici. En 1987 Mockus se graduó como magister en filosofía de esa universidad y un año más tarde fue nombrado vicerrector académico. En 1991, el presidente César Gaviria lo nombró rector de la universidad, cargo al que tuvo que renunciar en 1993 por bajarse los pantalones frente al estudiantado. Fue elegido alcalde de Bogotá en 1994 y renunció en 1997 para buscar la Presidencia de la República, pero  terminó siendo la fórmula a la vicepresidencia de Noemí Sanín. Juntos sacaron una votación histórica como tercera fuerza. A fines de 2004 fue  invitado como profesor visitante en la Universidad de Harvard y ese mismo año recibió el título Honoris Causa como Doctor en filosofía en la Universidad de Paris. En 2006 lanzó una segunda candidatura presidencial pero fracasó y se dedicó a desarrollar proyectos de cultura ciudadana, con  la organización Corpovisionarios, de la que fue presidente hasta 2009, año en el que volvió a la política como precandidato del Partido Verde, junto a los ex alcaldes de Bogotá Luis Eduardo Garzón y Enrique Peñalosa. Su principal propuesta es el paso de la seguridad a la legalidad democrática, donde la cultura de la ley impere sobre la cultura del atajo y del facilismo.

Juan Manuel Santos, Partido de la U: Tiene 59 años y fue cadete en la Escuela Naval de Cartagena. Culminó dos carreras en pregrado: Economía y Administración de Empresas y también hizo cursos de postgrado en Desarrollo Económico y Administración Pública en la Escuela de Economía de Londres y la Universidad de Harvard. Fue presidente de la Organización Internacional del Café con sede en Londres y a su regreso al país fue nombrado Ministro de Comercio Exterior en el gobierno del presidente Cesar Gaviria (1990-1994). En 1993 fue elegido por el Congreso, con el respaldo de los principales barones electorales de la época, como Designado a la Presidencia de la República, cuando la figura de vicepresidente no existía. En la última etapa del gobierno de Pastrana (1994-1998) fue nombrado Ministro de Hacienda y Crédito Público y en el segundo mandato de Álvaro Uribe (2006-2010) fue Ministro de Defensa, periodo durante el cual se destapó el polémico caso de los ‘falsos positivos’ ejecuciones extrajudiciales de jóvenes inocentes para hacerlos pasar por guerrilleros y así mostrar éxitos en la lucha contra las Farc.

Creador en 1994 de la Fundación Buen Gobierno, ha publicado varios libros, uno de ellos La Tercera Vía, que escribió en compañía del ex Primer Ministro británico, Tony Blair. El último ‘La operación Jaque’ cuenta en detalle cómo el ejército penetró la inteligencia de las Farc para rescatar a Ingrid Betancourt y otros 14 rehenes. Su principal propuesta es continuar con la seguridad democrática del Presidente Uribe.

*Jenny Manrique es una bloguera que contribuye a americasquarterly.org. Es periodista Colombiana y fellow de la Fundación Internacional de Mujeres en los Medios (IWMF) y del Dart Center for Journalism & Trauma. Visita el sitio web de su organización: Votebien.com

ABOUT THE AUTHOR

Jenny Manrique es una bloguera contribuidora para AQ Online. Ella es una periodista colombiana que ha escrito para medios como Semana, Votebien.com, El Espectador, Latinamerican Press y Folha de São Paulo. Actualmente trabaja como periodista freelance. Su cuenta de Twitter es: @JennyManriqueC.

Like what you've read? Subscribe to AQ for more.
Any opinions expressed in this piece do not necessarily reflect those of Americas Quarterly or its publishers.
Sign up for our free newsletter