Politics, Business & Culture in the Americas
Sponsored Content

Un problema de $4.6 mil millones para América

Cómo el tabaco ilícito se ha convertido en un vehículo para el financiamiento del crimen organizado y grupos terroristas.

Policía Rodoviaria Federal de Brasil, vía Globo.com

Read in English | Ler em português

Siempre digo que la piratería puede tener de rehén al éxito. Si uno fabrica un producto mejor, la gente tratará de falsificarlo; cuanto más innovador el producto, mayor será el esfuerzo para falsificarlo, pero con seguridad lo tratarán de hacer.

En Philip Morris International (PMI), hemos anunciado públicamente nuestra visión de dejar de fabricar cigarrillos. Ahora tenemos productos libres de humo que ofrecen a aquellos que no dejarán o no desean dejar el hábito una mucho mejor opción que el fumar cigarrillos. Pero esta visión trae consigo nuevas amenazas no solo para nuestro negocio sino también para los consumidores y la sociedad en su conjunto.

Esta transformación de la industria ha creado nuevos derechos de propiedad intelectual que pudiesen ser violados por criminales, y nuestra experiencia con cigarrillos nos demuestra la real magnitud del problema. Desde diamantes y madera hasta el petróleo, tabaco y la vida salvaje, la delincuencia no discrimina a la hora de comerciar de manera ilícita distintos bienes. Las redes criminales contrabandean mercadería ilícita a través de fronteras, establecen operaciones ilegales en Zonas de Libre Comercio débilmente monitoreadas, y alteran negocios online legítimos, desestabilizando comunidades y países alrededor del mundo.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que solamente el comercio de mercadería falsa y pirateada constituye un negocio de casi $500 mil millones por año a nivel global, y esta cifra continúa creciendo.1 Resumiendo, el comercio ilícito es ahora un obstáculo para la innovación y el problema ha tomado tal dimensión que no puede ser ignorado por los encargados de dictar leyes.Fuente: Estimados de la OMS y el Global Financial Integrity

América Latina no es ajena a este problema. Según el Proyecto Eos de KPMG,2 el 15,6 por ciento de los cigarrillos consumidos en América son ilícitos, lo que representa un volumen de casi 40 mil millones de cigarrillos ilegales. Y se estima que los gobiernos de la región están perdiendo $4,6 mil millones en ingresos fiscales al año debido al comercio ilícito de tabaco.

¿Sabías que el tabaco ilícito es usado como vehículo para lavar el dinero sucio proveniente del narcotráfico,3 financiar al crimen organizado y grupos terroristas4 y, como cualquier otra actividad criminal, utilizado para continuar corrompiendo las instituciones a lo largo de toda América? Esta es la razón por la que tenemos un fundamental imperativo de negocios de salvaguardar y proteger todos nuestros productos, colaborando con otras industrias, con gobiernos y organizaciones internacionales. PMI está trabajando incansablemente para erradicar el comercio ilícito.

¿Por qué?

Al evadir impuestos, los productos de tabaco ilícitos se vuelven altamente lucrativos. El tabaco ilícito es un producto de bajo riesgo y alto rentabilidad que las organizaciones criminales, especialmente en América Latina, han transformado en una fuente fundamental y creciente de ingresos.

El gobierno de los Estados Unidos también ha reconocido que el comercio ilícito de tabaco se ha transformado en una amenaza a la seguridad nacional, ya que es “un crimen rentable para algunos grupos terroristas y una potencial fuente de ingresos para financiar actos de terrorismo”, a la vez que “facilita otros crímenes y provee financiamiento para otras actividades criminales, incluyendo el lavado de dinero”.5

¿Dónde?

Las Zonas de Libre Comercio (ZLC) ayudan a promover el comercio internacional. Lamentablemente, las mismas condiciones que atraen a empresas legítimas también resultan atractivas para los delincuentes, en particular, aquellos que comercian de forma ilícita con productos falsos o mercadería sujeta al pago de impuestos como en el caso del tabaco. Por ejemplo, los criminales basados en la Zona de Libre de Colón en Panamá proveen hasta un 80 por ciento de los cigarrillos ilícitos consumidos entre el Rio Grande y el río Amazonas.

Por otro lado, el advenimiento de productos libre de humo también ha creado nuevos campos de batalla, así como también enemigos desconocidos. Nuevos actores en la arena del comercio ilícito intentan contrabandear productos libre de humo, principalmente a través de plataformas de comercio electrónico y redes sociales. Y esto está ocurriendo en América Latina.

¿Qué puede hacerse?

Los factores que posibilitan el comercio ilícito, tales como las vulnerabilidades en las ZLC, necesitan afrontarse implementando regulaciones para controlar el movimiento y la transacción de mercadería sensible, endureciendo las sanciones, al mismo tiempo preservando los beneficios del libre comercio.

Las asociaciones significativas también son fundamentales. Todas las partes interesadas deben aunar fuerzas, incluyendo los representantes políticos a nivel nacional, las fuerzas de seguridad, las organizaciones internacionales, el sector privado y la sociedad civil.

En PMI, estamos trabajando para crear tanto un mundo sin cigarrillos como un mundo sin comercio ilícito, pero ninguno se puede alcanzar si actuamos solos. Desde los sectores público y privado hasta la sociedad civil, todos tienen un rol que cumplir. Una colaboración genuina será crucial y les pedimos que se unan a nosotros: www.StopIllegal.com.

Otte es Director de Prevención del Comercio Ilícito en la Región de América Latina y Canadá en Philip Morris International

1 OCDE, “Comercio de Mercadería Falsa y Pirateada: Mapeando el Impacto Económico”, 2016. 

2 Este informe excluye a los Estados Unidos: KPMG, “Proyecto Eos, un estudio del consumo de cigarrillos ilícitos en América Latina y Canadá”, enero 2017. 

3 Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga, “El contrabando de cigarrillos en Colombia y Ecuador”, agosto 2018. 

4 Informe del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, “Terrorismo y Tabaco”, mayo 2012. 

5 Departamento de Estado de los Estados Unidos, “El Comercio Ilícito Global de Tabaco: Una Amenaza a la Seguridad Nacional”, diciembre 2015. 

Like what you've read? Subscribe to AQ for more.
Any opinions expressed in this piece do not necessarily reflect those of Americas Quarterly or its publishers.
Sign up for our free newsletter