aqlogo_white X
Politics, Business & Culture in the Americas
Countries   |   About    |   Subscribe   |   Newsletter
aqlogo_white

aqlogo_white
aqlogo_white
AQ Feature

AQ Top 5 Embajadores de la Frontera: Beto O’Rourke

Desmitificando la frontera
Beto O Rourke
CQ Roll Call

Read in English

Con un nombre como ese, la historia de Beto O’Rourke en cierto modo se cuenta por sí sola.

Nacido como “Robert” en El Paso, él, como la mayoría de las 2,7 millones de personas en el área de El Paso-Ciudad Juárez, pasó su infancia saltando entre las dos ciudades. Los cumpleaños de algunos amigos eran en México. Al igual que su primera cita con su futura esposa. Su papá, un juez de condado, hablaba español y era dueño de un negocio en Juárez. Por lo que, obviamente, su nombre de nacimiento nunca fue exitoso.

Hoy congresista del Partido Demócrata en El Paso, O’Rourke se ha dedicado a mostrar a otros estadounidenses lo que es realmente la frontera. Este es un gran reto en el clima político de hoy, pero su historia personal ayuda. Al igual que los datos: Por ejemplo, El Paso y San Diego han sido calificadas constantemente  como las ciudades más seguras de Estados Unidos que cuentan con una población de más de 500.000 personas, según  CQ Press. Aprehensiones de migrantes mexicanos están en su más bajo nivel desde casi 50 años. 

“La frontera nunca ha estado más segura de cualquier forma que se mida”, O’Rourke dijo a AQ. Ante la pregunta de por qué el mensaje opuesto propulsó la victoria del Presidente Donald Trump en el 2016, responde con una pausa. “No considero que este país es inherentemente racista, (y) las personas que votaron por Trump no son malas personas”, dijo. “No son mejores o peores que las personas que votaron por Hillary Clinton, o que no votaron del todo”.

“Así que tiene que ser explicado por  una falta de familiaridad y una falta de entendimiento de la frontera”.

O’Rourke ha pasado los últimos meses recorriendo ambos Texas y los pasillos del Congreso para difundir ese mensaje (y para prepararse para retar al senador republicano Ted Cruz en el 2018). Puede sonar un poco como un sermón viniendo de cualquier otro político, pero O’Rourke tiene un toque ligero, propio de un hombre de 44 años que alguna vez tocó guitarra en una banda punk y que, en marzo, manejó de un lado del país al otro con un colega republicano después de que sus vuelos de regreso a Washington fueran cancelados tras una tormenta de nieve.

En tales foros, O’Rourke habla menos sobre legislación y más sobre el México alrededor del que creció—los cafés de Avenida Juárez, la aduana donde en 1909 William Howard Taft hizo el primer viaje a México por un presidente estadounidense. O’Rourke está seguro que el miedo y la xenofobia se disiparán. “Pero no podemos contar con eso”, dijo. “Tenemos que contar nuestra historia”.

Like what you've read? Subscribe to AQ for more.
Any opinions expressed in this piece do not necessarily reflect those of Americas Quarterly or its publishers.


Like what you're reading?

Subscribe to Americas Quarterly's free Week in Review newsletter and stay up-to-date on politics, business and culture in the Americas.